El mundo cambia, las estrategias también; si queremos adaptarnos y no quedarnos obsoletos vamos a tener que poner en acción competencias diferentes y herramientas de auto-liderazgo que seguramente no se precisaban o no existían en otros momentos.

 

«Si queremos resultados diferentes tendremos que hacer cosas diferentes»

 

Si queremos un cambio, debemos hacerlo comenzando por nosotros mismos, quizás la tarea más difícil, ya que la tendencia del ser humano es la de defendernos y justificar todas nuestras actitudes y comportamientos y pensar y actuar como si lo único a cambiar estuviese en “los otros”.

El aprendizaje tiene lugar cuando las personas interactúan entre ellas cambiando los paradigmas o modelos mentales que hasta entonces se compartían. Por este motivo desde el IEC consideramos el aprendizaje como un proceso, no como una simple acción, es una parte del trabajo de cada uno. Se aprende haciendo, y si es sobre problemas del día a día, mucho mejor. Creemos en un modelo de auto-aprendizaje, en el que el responsable del aprendizaje es en última instancia uno mismo, y el formador-instructor sólo está facilitando el proceso.

Si quieres saber más: